Vecinos de Abando acusan al Ayuntamiento de «inacción por no tomar medidas» para defender la salud por el derribo de BAM

Uncategorized

La Plataforma Abando Habitable y la AMPA del CEIP Cervantes han acusado al Ayuntamiento de Bilbao de "inacción" por "no tomar medida alguna" para defender la salud de la comunidad escolar durante el derribo previsto de la Escuela de Magisterio (BAM), situada a escasos metros de esta escuela de Bilbao.

En un comunicado, se han referido, de esta manera, al informe del Área de Urbanismo del Ayuntamiento de Bilbao sobre el estudio de impacto acústico de las obras de demolición de BAM y el proyecto previsto por el Obispado de Bilbao en este solar. En ese terreno, la Diócesis de Bilbao construirá un edificio para concentrar todos sus servicios y también se ubicará una clínica Mutualia en la parcela.

Según han explicado, un informe previo de la subárea de Sanidad Ambiental e Higiene Urbana de Bilbao «se limitaba a solicitar la presentación de un cronograma de las obras», y ahora en este informe del Área de Urbanismo, el Ayuntamiento «se reafirma en su decisión de no tomar medida alguna para defender la salud de la comunidad escolar durante el derribo» y plantea «únicamente» la presentación del citado cronograma de las obras.

En este sentido, han recordado que en las alegaciones que presentaron al estudio de impacto acústico ya advirtieron de que los plazos de las obras eran «erróneos» y, por tanto, «si no se tiene en cuenta, el cronograma solicitado se convierte en un ejercicio inútil». «Pero lo más preocupante es que el Ayuntamiento parece dar por bueno que durante las obras se vayan a incumplir los niveles de ruido establecidos por la normativa», han añadido.

VENTILACIÓN

Por ello, han lamentado que no se tengan en cuenta sus alegaciones en las que consideraban «insuficientes» las medidas correctoras establecidas para garantizar, durante las obras, la necesaria ventilación del Colegio, dada la actual pandemia. «Si desde el Consistorio se da por buena la medida de parar las obras diez minutos cada hora para posibilitar la ventilación, es que no han entendido cuál es una de las principales medidas para prevenir la propagación de la Covid-19, la renovación de aire constante en las aulas», han añadido.

Por lo tanto, creen que este último informe «no aportada nada nuevo» porque «se limita a confirmar la necesidad de aportar un cronograma de obras que ya solicitó la Subárea de Sanidad Ambiental». Además, han denunciado que el mismo no valora la validez de las medidas correctoras propuestas por la constructora en el estudio de impacto acústico, sino que «simplemente las enuncia».

Asimismo, han indicado que, aunque se mencionan las preocupaciones presentadas por las familias de alumnos del Cervantes, no se tienen en cuenta, «los problemas que las obras pueden ocasionar».

Según han manifestado, existe «mucha preocupación» en la comunidad escolar y consideran que hay «razones» para ello, porque a «los informes precipitados y vacuos presentados» desde las distintas áreas del Ayuntamiento, se añade la «poco alentadora» respuesta del alcalde, Juan Mari Aburto, quien recientemente aseguró que también hay otros colegios que están teniendo obras en su entorno y no está habiendo «una gran dificultad» y que confiaba en que se adoptaran las medidas correctoras para que la actividad educativa pueda realizarse «de la mejor manera posible».