3 tendencias del interiorismo para el 2022

AZKEN BERRIAK

Cada vez se pasa más tiempo en casa. Esta realidad, que hasta hace pocos años era casi un deseo, ha hecho que se tome muy en cuenta cómo está decorada la casa, cómo optimizados los espacios y cómo el mobiliario permite reconvertir en cuestión de segundos un espacio en otro.

«Cada vez se presta más atención, por suerte, al interiorismo. Gracias a patrones, a fórmulas y a la elección de piezas, materiales y distribuciones un hogar se convierte en ese lugar al que volver para sentirse seguro, descansar y disfrutar con los seres queridos. Conseguir la conjunción de todo para que apetezca abrir las puertas y disfrutar con amigos y familiares es clave en nuestro trabajo» explican desde Compasso.

3 tendencias que adoptar este año

  1. Materiales nobles y naturales: sigue siendo tendencia la apuesta por los materiales de las piezas. La madera, la cerámica e incluso el cristal serán claves para conseguir espacios sofisticados, actualizados pero, sobre todo, cómodos. La textura que se consigue con su combinación ofrece a las estancias una personalidad única llena de contrastes, pero sin olvidar la naturaleza, clave para de verdad sentirse en un entorno que invite al relax.
  2. Vuelve como nunca el minimalismo. Al estar en casa más tiempo, se ha sido consciente no de las carencias sino de los excesos. Cada vez son más los que optan por hacerse con cajas y aligerar las viviendas de todo lo superfluo. Es la mejor forma de conseguir un espacio en el que disfrutar de verdad en cada estancia.
  3. Iluminación indirecta va a ser clave para espacios confortables. Sin duda, el olvidarse de las luces directas será lo más importante para la creación de ambientes gracias a luces cálidas. Eso permitirá, en muebles que sean de tonos claros y que proyectarán sin problema la luz.

«La casa se ha convertido, salvando la distancia, en templos del bienestar. Los aromas, colores y luces van a ser los que de verdad marquen el interiorismo minimalista que este 2022 pide. Se va a buscar el descansar la mente de interrupciones» concluyen.