Aburto sobre las protestas violentas de apoyo a Hasél: «Es un comportamiento absolutamente fascista»

El alcalde de Bilbao, Juan María Aburto, ha condenado los incidentes ocurridos ayer en la capital vizcaína tras la manifestación de apoyo al rapero Pablo Hasél y ha señalado que "deslegitiman a quien así actúa y el derecho que reivindica".

En declaraciones a Onda Vasca y Radio Euskadi, el primer edil se ha referido a los incidentes registrados al término de la manifestación en apoyo al rapero Pablo Hasel, cuando grupos radicales volcaron y quemaron contenedores, y lanzaron botellas contra la Ertzaintza.

En la marcha, en la que tomaron parte alrededor de 2.000 jóvenes -según estimación de la Policía Municipal- se profirieron gritos favor de la libertad de Pablo Hasél, así como de «los presos» y la amnistía, y en contra de la Monarquía y del «Estado fascista».

Aburto, que se ha solidarizado también con el reportero gráfico que resultó agredido en el transcurso de los incidentes, ha advertido de lo «contradictorio que resulta que quien defiende la libertad de expresión agreda a un representante de un medio de comunicación». «Es un comportamiento absolutamente fascista y autoritario, pretendiendo ejercer autoridad con la violencia», ha añadido.

Por otro lado, y tras incidir que algunos de los eslóganes que se pudieron escuchar en el transcurso de la marcha «resultan muy conocidos», ha subrayado que quienes provocaron los altercados es «gente que sobra en la ciudad».

«Queremos rechazar y mostrar nuestro desprecio más absoluto. Decimos sí a la libertad de expresión, se puede reivindicar y mostrar cada uno sus ideales de manera pacífica, pero no se puede insultar, molestar a los demás ni usar la violencia», ha añadido.

A su juicio, cuando estas cosas ocurren se «deslegitima quien actúa de esa manera y deslegitima también el derecho que reivindica». «Me imagino que se dio una mezcolanza de gente que seguramente tenía intención de mostrar su rechazo a lo que ocurre con Pablo Hasel, pero seguramente también hay gente que al calor de la reivindicación se han juntado con la simple intención de demostrar comportamientos anticívicos y delictivos», ha denunciado.

Por otro lado, ha reconocido que tanto Policía municipal como Ertzaintza contaban con un dispositivo «trabajado», ya que los incidentes ocurridos en otros lugares del Estado hacían «presagiar que podía suceder» algo similar en Bilbao.

Respecto al balance de los daños, ha resaltado que hubo seis contendedores quemados y varias papeleras arrancadas, por lo que los servicios de limpieza tuvieron que «emplearse a fondo durante la tarde del domingo».

PINTADAS EN LEKEITIO

Por otro lado, y en lo que respecta a las pintadas aparecidas este fin de semana en Lekeitio en contra del alcalde, así como en sedes del PNV y de la izquierda abertzale, ha reprobado que «a algunos a palabra democracia les queda ancha y lejana».

«Desde el PNV tenemos claro desde siempre cuál ha sido nuestra actitud en defensa de los intereses de este pueblo por medios pacíficos», ha asegurado.

De este modo, ha subrayado que desde la formación jeltzale no hay ningún inconveniente en condenar las pintadas aparecidas en la Herriko -sede social de la izquierda abertzale-. «Ya me gustaría que los dirigentes de EH Bildu condenaran las pintadas contra el alcalde y en el batzoki», ha incidido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad