Barakaldo recibe 403 solicitudes de ayudas a fondo perdido para hosteleros

BIZKAIA

Inguralde, la agencia de desarrollo local de Barakaldo, ha recibido 403 solicitudes para acceder a las ayudas extraordinarias de 800 euros a fondo perdido concedidas por el Ayuntamiento vizcaíno para "aliviar la situación" del sector hostelero durante el cierre temporal de su actividad por la pandemia. De ellas, 173 ya han sido fiscalizadas y se abonarán "de manera inminente".

Desde el Consistorio han destacado que la gestión administrativa de estas ayudas extraordinarias se ha realizado «en un tiempo récord» por parte de Inguralde, que ha reforzado su equipo técnico para poder atender de manera individualizada cada caso. De este modo, a los canales habituales de comunicación de la administración pública se ha unido el tratamiento personalizado con los demandantes a través del teléfono o el correo electrónico.

En función de los datos registrados en Inguralde, hasta el 10 de diciembre -fecha límite para la presentación de solicitudes-, se han registrado 403 peticiones. De ellas, han explicado sus responsables, «271 han necesitado subsanación y, a día de hoy, la gran mayoría ya ha presentado la documentación requerida, por lo que se ha finalizado el trabajo de recepción, análisis y apertura de expedientes».

Las 173 solicitudes presentadas de manera correcta ya han sido fiscalizadas y se han puesto a disposición de Tesorería para proceder al pago. El resto se encuentra en fase de verificación de aspectos administrativos, como estar al corriente de pagos o en el registro de hoja de terceros, por lo que próximamente pasarán al departamento de Intervención para ser fiscalizadas.

«Si todo discurre correctamente, está previsto que en enero se realicen todos los pagos», han avanzado desde el Ayuntamiento. En caso de que las 403 solicitudes sean finalmente aceptadas, la subvención directa al sector hostelero de Barakaldo habrá alcanzado los 322.400 euros.

«Nuestro compromiso era que todas las personas que solicitaran la ayuda la pudieran percibir, y para ello habíamos garantizado una partida presupuestaria suficiente», ha precisado el concejal de Promoción Económica, David Solla, que ha destacado que «la hostelería representa mucho para la economía, el empleo y la vida del municipio». «Y queremos que sepan que cuentan con nuestro apoyo, especialmente en estos momentos tan duros», ha añadido.

BATERÍA DE AYUDAS AL SECTOR

Las ayudas a fondo perdido se suman a las diferentes medidas que se encuentran en vigor en la localidad y que incluyen un servicio de intermediación en alquileres, una campaña de bono-consumo y la gratuidad de la tasa de terrazas.

En este sentido, el Ayuntamiento ha remarcado que, si un establecimiento ha accedido a todas las iniciativas municipales desde la declaración del primer estado de alarma por la pandemia, habrá podido recibir más de 2.000 euros por parte del Consistorio, a los que habría que añadir la recuperación del importe invertido en las terrazas, con un coste medio de 3.500 euros anuales.