Consuelo Ordóñez critica que EH Bildu tenga cada vez más poder sin haber condenado el terrorismo de ETA

La presidenta del Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite), Consuelo Ordóñez, ha criticado en el homenaje en el cementerio de Polloe de San Sebastián a su hermano Gregorio Ordóñez, cuando se cumplen 26 años de su asesinato por ETA, el "final negociado" de la banda terrorista que, a su juicio, ha tenido lugar "traicionando" y "utilizando" a sus víctimas.

En el responso en la tumba de Ordóñez, que ha tenido lugar este sábado a mediodía, han asistido, entre otros, su viuda Ana Iribar, el alcalde de San Sebastián, Eneko Goia, concejales jeltzales, socialistas y del PP en este ayuntamiento, el presidente del PP vasco, Carlos Iturgaiz, y otros dirigentes de su partido, la presidenta del Parlamento vasco, Bakartxo Tejería, el diputado foral Harkaitz Millán, el subdelegado del Gobierno central en Gipuzkoa, Guillermo Echenique, o la exdirigente del PP María San Gil.

La presidenta de Covite ha tomado la palabra para denunciar que la banda terrorista mató a su hermano «para evitar que él acabase con ETA mediante el rechazo social, la eficacia policial y el aislamiento a los violentos», los «tres pilares» que él «defendía».

Además, ha confesado que 26 años después del asesinato de Ordóñez «resulta doloroso constatar las múltiples ocasiones en las que se ha negociado con ETA y su brazo político o se ha transigido con sus exigencias».

A su juicio, «el poder del que hoy disfruta la izquierda abertzale es la consecuencia de un final de ETA negociado, en el que el poder político ha cedido a las exigencias de ETA para que dejase de matar: la legalización de sus brazos políticos, la impunidad para muchos de sus asesinos y la escenificación de su ansiado final sin vencedores ni vencidos».

Además, ha denunciado que quienes han «pagado ese precio por la paz» han sido las víctimas del terrorismo «con la impunidad de los asesinos». «Mientras el poder político se empeña en vender la gran mentira sobre ETA, que es el mantra de que ETA ha sido derrotada con el Estado de derecho», Ordóñez ha asegurado que seguirá denunciando que lo que se está viviendo «es un final de ETA negociado, razón por la que quedan decenas de terroristas por detener y demasiados atentados y asesinatos sin resolver.

«PLANTAR CARA A ETA»

Asimismo, parafraseando a su hermano, ha defendido que «el problema de ETA se acabará cuando todos plantemos cara a ETA y a sus seguidores de HB».

La presidenta de Covite también ha subrayado que la izquierda abertzale «hoy hace política con alfombra roja en las instituciones que siempre habían atacado sin haber condenado a ETA». «Los que nunca se manchaban las manos de sangre, pero ordenaban los asesinatos y los aplaudían, hoy dirigen Bildu, antes Herri Batasuna, y siguen justificando la existencia de ETA y llamando presos políticos a los asesinos de nuestros familiares», ha recordado.

En este contexto, ha censurado que el coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, «haya solicitado a los etarras presos que se afilien a EH Bildu», lo que, a su juicio, constituye «una prueba de que no se arrepienten de sus crímenes y siguen orgullosos de su pasado terrorista».

Finalmente, ha lamentado que «la deslegitimación del terrorismo y el aislamiento de los violentos no sea una prioridad del poder político ni de la sociedad vasca» y, en declaraciones a los medios tras su intervención, ha incidido en que «lo que más ha dolido» a las víctimas del terrorismo es que ese final «negociado» de ETA se haya hecho «hecho engañando, traicionando y hasta con la utilización de sus víctimas».

Por su parte, Iturgaiz ha recordado que Gregorio Ordóñez decía que «luchar por los principios nunca era equivocarse» y, a su juicio, «es verdad porque esa ha sido la línea argumental del PP durante los últimos tiempo».

«Luchar por los principios no es equivocarse es luchar también por los principios del PP para que el nacionalismo no nos saque de España al País Vasco, es luchar por la memoria y la dignidad de las víctimas y para que los radicales y los proetarras no consigan sus objetivos en esta tierra», ha sostenido.

Tras recordar que ETA asesinó a Ordóñez «por luchar por todos esos principios», se ha referido al homenajeado como «guía» del PP para «seguir trabajando en el futuro». Por último, ha sostenido que la figura de Ordóñez y su idea «nunca desaparecerá» porque el PP lo va a «seguir defendiendo», ya que hacerlo es «defender la memoria, la dignidad y pedir justicia por las víctimas del terrorismo».

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad