Consumidores vascos apoyan la estrategia agroalimentaria de la UE

BIZKAIA

La Asociación de Personas Consumidoras y Usuarias Vasca, EKA/ACUV, ha hecho una valoración "totalmente positiva" respecto a la estrategia agroalimentaria 'De la graja a la mesa' de la UE, y ha afirmado que la que la "apoyará y la potenciará", aunque ha subrayado que la iniciativa debe ir acompañada de otras medidas de apoyo financiero e incentivos fiscales, así como de difusión de la estrategia y de concienciación a la población.

El pleno del Parlamento Europeo aprobó el pasado 20 de octubre, con 452 votos a favor, 170 en contra y 76 abstenciones, una resolución que recoge la aportación de la Eurocámara a la estrategia ‘De la Granja a la Mesa’, la hoja de ruta de la UE para el sector agroalimentario europeo dentro de la transición ecológica, presenta por la Comisión en mayo de 2020.

En la resolución, la Eurocámara solicita medidas para conseguir que los alimentos producidos en la UE sean más sanos y sostenibles, para garantizar la seguridad alimentaria y para mejorar el bienestar animal, a fin de que el sector contribuya a cumplir los objetivos del Pacto Verde Europeo.

El presidente de EKA/ACUV, Koldo Nabaskues, ha asegurado que estas medidas «son bien recibidas», en la medida en que la Asociación ha estado vinculada desde hace «muchos años», junto a otros agentes sociales, incluidos los sindicatos agrarios, en estrategias y acciones que buscaban acercar el sector agrícola y ganadero a las personas consumidoras, «reduciendo los intermediarios y potenciando el km.0», así como con medidas destinadas a «disuadir de un consumo compulsivo y potenciar las compras de productos saludables y acordes en la medida de lo posible con el mantenimiento de un medio ambiente más sostenible».

No obstante, a su juicio, es necesario que esta estrategia esté acompañada de otras medidas de apoyos financieros, de difusión y de concienciación de la población. Ha defendido también la necesidad de «crear redes comerciales cercanas» y estructuras logísticas que faciliten la distribución, «cumpliendo siempre las medidas de higiene y seguridad alimentaria», así como la cadena de frío.

Según ha destacado, muchas iniciativas emprendidas desde el sector primario «no prosperaron por deficiencias en algunas de estas infraestructuras».