Denis Itxaso afirma que con una incidencia «infinitamente menor», en Alemania se mantiene cerrada la hostelería

EUSKADI

El delegado del Gobierno en el País Vasco, Denis Itxaso, ha afirmado que "plantear más herramientas en genérico" para frenar la pandemia "puede llevar a un debate un tanto confuso" y, por tanto, ha considerado que, para determinar si es necesario cambiar el decreto de estado de alarma o "bastan" las competencias autonómicas, es necesario precisar "qué herramientas" se reclaman cuando se alude a la "insuficiencia" de instrumentos.

En una entrevista concedida a Onda Vasca, Itxaso se ha pronunciado de este modo preguntado por la petición del lehendakari, Iñigo Urkullu, al presidente, Pedro Sánchez, de que se acuerden mecanismos legales para que las comunidades autónomas puedan adoptar sus decisiones frente a la pandemia con garantías jurídicas.

El delegado del Gobierno en el País Vasco ha recordado que, en función de las explicaciones del lehendakari en el LABI y las declaraciones de los portavoces del Gobierno central, «no hay voluntad por el momento de modificar el decreto de estado alarma», que confiere a las comunidades autónomas una serie de herramientas para combatir la pandemia que, «por el momento, se están manifestando suficientes en lo que a la restricción de movilidad de refiere».

Según ha añadido, en el caso del resto restricciones, «prácticamente todas» las comunidades autónomas han estado limitando actividades económicas a través del horario, del aforo o decretando cierres «con arreglo a sus competencias de emergencia o de carácter sanitario».

En todo caso, Itxaso ha indicado que, para tener un debate «ordenado» sobre si es necesario cambiar el decreto de estado de alarma, «sería importante saber de qué estamos hablando» cuando se piden «más atribuciones» porque, a su entender, «plantear más herramientas en genérico quizás puede llevar a un debate un tanto confuso».

«Sería bueno saber, más allá del confinamiento perimetral de la comunidad autónoma, de provincias o municipios, o del llamado toque de queda, qué otras competencias o herramientas se pretenden. Cuando hablemos de qué herramientas hablamos, sabremos si es algo que se puede regular por decreto de estado alarma o las competencias autonómicas bastan para poder regularlas», ha señalado.

De este modo, ha remarcado que «es importante poder conocer exactamente a qué herramientas nos estamos refiriendo y entonces podremos emitir una opinión. Es lo mismo que con la famosa ley antipandemia, es importante saber a qué disciplinas, a qué cuestiones y a qué tipo de restricciones nos queremos referir cuando hablamos de insuficiencia de herramientas».

En este sentido, ha señalado que «lo que desencadena tanto la carta del lehendakari al presidente, como el anuncio de la ley antipandemia, es el auto judicial» del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco que permitía la reapertura de la hostelería vasca en municipios en ‘zona roja’ por alta incidencia de la covid-19. «Andamos todos sin saber exactamente a qué nos referimos. Es mejor saber exactamente de qué se habla, el planteamiento expreso, concreto y, a partir de ahí, emitir un juicio», ha insistido.

En relación a esta resolución judicial sobre la hostelería, el delegado del Gobierno ha insistido en que «los gobiernos adoptan este tipo de medidas con arreglo a criterios de expertos, epidemiológicos, médicos», y ha recordado que, con una incidencia «infinitamente menor», en Alemania se mantiene cerrada la hostelería y «en otros muchos lugares es una práctica habitual» para frenar la pandemia.

«Euskadi, con la misma legitimidad, llegó a la misma conclusión y estableció las mismas herramientas, que es verdad que son excepcionales, porque estás limitando el derecho al negocio, y deben estar muy justificadas. Pero, en todo caso, el Gobierno adoptó esas medidas con arreglo a esos criterios», ha manifestado Itxaso, que ha reiterado que sigue pensando que era «lo correcto».

Asimismo, ha apuntado que la decisión de reapertura en Euskadi «ha estado envuelta en determinada polémica por unas declaraciones del juez que apuntaban a un criterio predeterminado» en relación a las medidas epidemiológicas, si bien ha apuntado que entiende que se «habrán ponderado» las justificaciones aportadas por ambas partes.

Por otro lado, ha expresado su deseo de que la estrategia de vacunación contra la covid que ha adoptado Euskadi, de reservar vacunas para garantizar la aplicación de segundas dosis, «vaya bien y tengamos suerte» porque, «de una buena pauta de vacunación, va a depender que salgamos cuanto antes».

Por su parte, ha señalado que mantiene su opinión de que hay que poner las vacunas que se van recibiendo, si bien ha subrayado que su labor no es «estar estableciendo todos los días diferencias». «Respeto y deseo que Euskadi en esa estrategia diferenciada de almacenamiento acierte. Todos estamos deseando que la vacuna surta los efectos no solamente sobre la salud, sino también, por derivada, en nuestras posibilidades económicas de salir cuanto antes de la crisis».