El Ayuntamiento de Bilbao da a conocer las principales conclusiones del Estudio-análisis de la Ría.

BILBAO

El Ayuntamiento de Bilbao ha dado a conocer esta mañana las principales conclusiones del Estudio-análisis de la Lámina de Agua y los Márgenes de la Ría.

En una comparecencia a petición propia, el concejal de Obras, Planificación Urbana y Proyectos Estratégicos, Asier Abaunza, ha subrayado la trascendencia del mismo ya que “nos aporta un profundo conocimiento del medio, un paso, sin duda, previo e imprescindible para la transformación de la Ría en eje dinamizador de nuestra ciudad”.

Junto a Abaunza, han intervenido en la comparecencia –por vía telemática– cuatro expertos en gestión ambiental de mares y costas (Javier Franco San Sebastián de AZTI), infraestructuras del agua (Néstor Urrutxua de TYPSA), marco jurídico (Juan Landa del despacho de abogados EKAIN) y arquitectura (Ricardo Ruiz de ABR+ Arquitectos). Profesionales que han tomado parte asimismo en el desarrollo del estudio aportando el conocimiento necesario desde sus diferentes y complementarias disciplinas.

Además, ha intervenido José Pérez, jefe de la Subárea de Puentes e Infraestructuras Especiales del Área de Obras, Planificación Urbana y Proyectos Estratégicos.

HOJA DE RUTA

El objetivo del Ayuntamiento para la Ría es dotarla de un proyecto de desarrollo sostenible, recuperándola –en toda su extensión– como eje de vida social, económica y cultural y potenciándola como un elemento de ocio medioambientalmente sostenible. Además, se pretende continuar con su recuperación natural y la promoción de su conocimiento e investigación; y, al tiempo, conseguir crear una ventanilla única para todas las actividades y proyectos relacionados con ella.

Para la consecución de esas metas resulta imprescindible un diagnóstico profundo como el abordado en el estudio, que marca la hoja de ruta y las posibilidades de activación de la Ría atendiendo en todo momento a su realidad física y seguridad, al respeto y preservación de su biodiversidad y ajustado tanto al marco jurídico y competencial como al modelo de ocio que persigue la ciudad.

En este sentido, el estudio analiza las estructuras actuales (muelles, rampas, escaleras, pantalanes, riberas…), explora la situación física de la Ría y subraya su naturalezaes un medio vivo, cuyo cauce alberga diferentes calados, velocidades, temperaturas… en función no solo de las distintas zonas a lo largo de todo su recorrido sino también de la época del año en la que estemos, las pleamares o las diferentes corrientes, entre otras cuestiones.

Realiza además un análisis medioambiental que pone de manifiesto que hablamos de un medio natural con flora y fauna en crecimiento, con un estado ecológico de imprescindible conservación y con un importante valor pedagógico y de investigación a potenciar.

En cuanto al marco competencial y jurídico, clarifica la relación íntegra de todas las normas vigentes sobre la Ría, las instituciones competentes –y sus áreas de competencia–, las titularidades, los procedimientos y autorizaciones, así como las herramientas de ordenación de usos.

hace un análisis comparado de las posibilidades de activación de la Ría, a través de un profundo conocimiento de las diferentes soluciones que otros territorios con diversos medios naturales y marcos normativos han dado para sus espacios de ribera y lámina de agua. Se busca tener referencias a la hora de construir el modelo de Bilbao para la Ría, Cadagua e Ibaizabal, siendo conscientes de las diferencias y especificidades de cada entorno.

TRAMIFICACIÓN

El conocimiento tan profundo del medio ha permitido tramificar la Ría y dividir su recorrido en áreas diferenciadas en función del uso que se quiere y se puede dar a cada una de ellas. Así, se describen zonas de paseo y estancia, zonas de interés natural, zonas que pueden convertirse en elementos tractores de ciudad y potenciar la actividad económica y zonas en las que se pueden plantear usos mixtos.

ESPACIOS DE INTERÉS NATURAL

Son calificadas así las riberas de Bolueta- Abusu y Cadagua-Zorrotza.

En estos espacios se preservarán siempre las características propias del estuario y cualquier desarrollo deberá contribuir a mantener o mejorar su potencial o calidad ecológica. Además, se priorizará el desarrollo de la biodiversidad sobre la actividad humana y se promoverán actuaciones que potencien los servicios ecosistémicos.

Se facilitará asimismo la participación ciudadana en el proceso de restauración y recuperación de espacios, se acogerá la investigación científica y se promoverá el uso y disfrute de las zonas recuperadas siempre que sean compatibles con el mantenimiento de los valores ecológicos.

PASEO Y ESTANCIA

Los márgenes de la Ría a su paso por la ciudad de Bilbao, en toda su extensión, van a ser habilitados para el paseo. Y es que uno de los objetivos que persigue el Ayuntamiento es el de fomentar, también en la Ría, un ocio extensivo, libre y gratuito para toda la ciudadanía; esto es, una organización de sus orillas siempre segura, sostenible y respetuosa con la calidad ambiental.

Para ello se trabajará en asegurar el recorrido longitudinal continuo a lo largo de todo el desarrollo de la Ría, Ibaizabal y la cuenca del Cadagua, donde se promoverán espacios de descanso y estancia y se priorizará el recorrido peatonal y la compatibilidad ciclable. En concreto, se estima que los vecinos y vecinas de la Villa podrán disfrutar de más de un 20 % más de paseos de ribera de los que ya disponen en la actualidad.

En estos espacios destinados al paseo y la estancia se favorecerá la plantación, vegetación y paisajismo natural, se potenciará el ocio natural a través de rutas saludables y se impulsarán diseños resilientes o soluciones naturales urbanas en borde de ribera y zonas estanciales. Además, se promoverá el conocimiento de las mismas como medio natural, dinámico y continuo.

TRACTOR CIUDAD

Proyectos considerados estratégicos como la Playa Urbana de Zorrotzaurre, la Ría Digital, la recuperación del Dique Seco como zona de restauración o la puesta en marcha de un espacio de ocio en Punta Zorrotza, entre otras cuestiones, tienen cabida dentro de las áreas que el Estudio-Diagnóstico de la Ría califica como Tractores de Ciudad.

En su desarrollo y gestión se espera impulsar la colaboración público-privada. Además se apuesta por recuperar, en la medida de lo posible, espacios en desuso a través de usos –temporales o definitivos– que los incorporen a la actividad social, económica y cultural de la ciudad. Proyectos que fortalezcan el modelo de ocio sostenible y sean compatibles con la realidad natural, dinámica y continua de la Ría, al tiempo que impulsen la competitividad de Bilbao como espacio de referencia e influencia territorial.

USOS MIXTOS

Entornos como el Arenal, Marzana, el paseo de ribera de San Ignacio y otros de futuro desarrollo en Zorrotzaurre –Punta Sur, varios tramos de ribera junto al canal…– o Zorrotza, por ejemplo, se plantean como espacios de usos mixtos. Para ellos, el Ayuntamiento plantea una dinamización equilibrada, permitiendo eventos y actividades sociales, culturales y económicas en el entorno de la Ría, Ibaizabal y la cuenca Cadagua, garantizando siempre condiciones de seguridad, físicas, estructurales y espaciales.

Serán siempre actividades accesibles y con atención especial a aquellas que denoten sensibilidad respecto al medio natural.

ODS Y MOVILIDAD FLUVIAL SOSTENIBLE

Todos y cada uno de los proyectos en la totalidad de los espacios de la Ría –de interés natural, tractores de ciudad, mixtos…– contribuirán al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y favorecerán su uso extensivo y la compatibilidad de actividades.

Asimismo se plantea una Movilidad Fluvial, igualmente sostenible, que conecte las diferentes áreas de interés.

PRÓXIMOS PASOS

En ese objetivo de recuperar la Ría como eje de vida social, económica y cultural, potenciando su recuperación natural y salvaguardando siempre su carácter natural y la promoción de su conocimiento, el Ayuntamiento de Bilbao se fija como siguientes pasos la búsqueda de acuerdos y el consenso institucional entre todas las instituciones competentes.

La priorización, redacción, financiación y ejecución de proyectos activadores y transformadores se perfila también como otro de los pasos a abordar en un futuro próximo dentro de ese objetivo.

Y, todo ello, el acuerdo institucional y la definición de proyectos, se concretará en el Plan Especial de Usos de la Ría.