El Gobierno Vasco, satisfecho con el aumento de la cuota de capturas de bonito del norte

EUSKADI

El Gobierno Vasco muestra su satisfacción ante la reciente medida aprobada por la Union Europa de anticipar la Recomendación de ICCAT y situar el total admisible de capturas (TAC) de bonito del norte en 37.801 toneladas para el año 2021. El dato representa un incremento del 12,5% respecto al límite de 33.600 toneladas actuales y servirá para fortalecer el sector pesquero vasco y la flota de bajura, cuyo ingreso principal es el atún blanco. La cuota en el año 2021 para el Estado español será de 17.704,08 Toneladas.

El incremento propuesto por la ICCAT es el segundo aumento consecutivo desde 2017, año en el que el organismo aprobó un repunte del 20% al pasar de 28.000 toneladas a 33.600 toneladas. El nivel del TAC de 28.000 toneladas de 2017 fue el más bajo de la serie histórica.

Las últimas costeras de bonito se han cerrado de manera muy temprana al acabarse la insuficiente cuota asignada a la flota estatal. La reciente subida del TAC representa una importante decisión para el sector pesquero vasco en su conjunto y para la flota vasca de bajura en particular, ya que sus ingresos principales proceden del atún blanco.

La decisión de la UE, tiene su origen en la propuesta de la ICCAT que se ha basado en las recomendaciones de su Comité Científico, y que ha tenido en cuenta los trabajos de investigación sobre el atún blanco elaborados por el centro tecnológico AZTI, entidad que atesora una trayectoria consolidada en el ámbito marino y cuenta con representación y liderazgo en los principales foros científicos internacionales que regulan la actividad pesquera como ICCAT y su homólogo en el océano Índico (IOTC).

Las investigaciones sobre al atún blanco de AZTI, miembro de la alianza científico-tecnológica BRTA, han sido financiadas en gran medida por el Gobierno Vasco, entre ellas las que sirvieron para la adopción de la primera regla de control de captura para los túnidos del Atlántico.

El apoyo a este tipo de estudios también ha permitido que la pesquería de atún blanco de la flota vasca de bajura, que opera con artes de curricán y cebo vivo, obtenga la certificación MSC de Pesca Responsable.

La apuesta del Gobierno Vasco por apoyar el desarrollo de proyectos de investigación hizo posible la adopción de la primera regla de control de captura para los túnidos del Atlántico y ha tenido como resultado un retorno de beneficios económicos para la flota, la certificación MSC de pesca responsable para su pesquería y la contribución inequívoca a la sostenibilidad de los mares y sus recursos.