El grupo Eroski cerró 2020 con unas ventas totales de 5.376 millones

EUSKADI

El grupo Eroski cerró el pasado ejercicio con unas ventas brutas de 5.376 millones, lo que supone un aumento del 2,1%, a pesar de los «efectos adversos» de la Covid-19 en sus negocios no alimentarios. El negocio alimentario alcanzó los 5.967 millones, excepto gasolineras, lo que supone un crecimiento del 8,6%.

En un comunicado, Eroski ha señalado que este crecimiento de la facturación se ha conseguido en un contexto en el que la superficie de venta en el año se ha reducido en 40.000 metros cuadrados netos, la mayoría fuera de la zona norte.

Eroski ha destacado, además, que ha fortalecido su posición aumentando su cuota de mercado en la zona norte de España un 0,3% hasta el 13,3%, manteniéndose como el segundo distribuidor de alimentación en dicha zona (desde Galicia a Baleares), donde ha concentrado hasta ahora la transformación de su red al modelo ‘contigo’ y donde ha decidido reforzar su expansión como zona prioritaria.

El grupo cerró el año con la creación de 900 puestos de trabajo, de manera que su plantilla se eleva a casi 30.000 personas, un tercio de las cuales son socios.

Por otra parte, cerró el ejercicio con un crecimiento del 82% de las ventas del negocio online en la zona Norte, donde amplía su cuota de mercado a más del 20%.