El paro sube un 1,15% en enero y las personas desempleadas ascienden a 130.730 en Euskadi

EUSKADI

El número de personas que buscan empleo en Euskadi y no lo encuentran era a cierre de enero de 130.730 personas, un 1,15% y 1.490 personas más que en diciembre según los datos registrados en Lanbide, mientras que la afiliación baja en 8.248 personas, según los datos de la Seguridad Social.

Enero de 2021 deja 13.081 personas más en desempleo que en enero de 2020, y 13.491 más en relación a febrero, justo antes del inicio de la crisis sanitaria. También son 15.720 personas menos en desempleo desde el mes de agosto, cuando el paro alcanzó el dato más elevado en esta crisis (con 146.450 personas). A ello se suma un crecimiento del 0,1% en el número de perceptores de la RGI.

El Viceconsejero de Empleo. Alfonso Gurpegui, considera que el dato del paro sigue siendo preocupante, aunque sea habitual ese aumento en este mes y “aunque estadísticamente sea incluso el tercer enero de mejor comportamiento en 15 años, porque se trata de decenas de miles de personas a las que debemos buscarles una oportunidad”.

No obstante, teniendo en cuenta que estamos viviendo la mayor crisis en ocho décadas y que enero es siempre un mes malo, “no se alcanzan los niveles de destrucción que se vieron en la crisis de hace una década”. “Sin duda alguna, los ERTEs están siendo la herramienta más eficaz para proteger los puestos de trabajo mientras se mantengan los riesgos que provoca un factor totalmente externo, como es el coronavirus. Pero esos ERTEs son más que un muro de contención, son un compromiso neto por no destruir empleo al que los Gobiernos debemos corresponder”, ha señalado.

Gurpegui se ha referido a los datos estructurales que persisten en el mercado laboral vasco, como la precariedad en la contratación y el paro de larga duración, así como otros directamente afectados por la pandemia, como la alta destrucción de empleo en la hostelería, pero se ha referido también al incremento del empleo en la construcción y en la industria. En este último caso, a pesar de las dificultades de determinadas empresas industriales, ha destacado el acuerdo con los agentes sociales para la recualificación y recolocación de estos trabajadores, “para aprovechar toda su experiencia y formación y reorientarles hacia esas empresas que apuntan a crecimiento”.

Datos por territorios, sectores, edades y género

Con respecto a la demanda registrada en las oficinas de Lanbide, el paro disminuye entre los hombres (- 0,81%), mientras que aumenta entre las mujeres un 2,80%. En la relación anual el aumento del paro es notablemente superior entre los hombres (+13,42%) que entre las mujeres (+9,33%). Aun así, el 55,31% de las personas paradas son mujeres, lo que se explica porque muchas de las actividades consideradas esenciales como la sanidad están muy feminizadas.

Por edades, el aumento del paro en enero ha sido más acusado entre las personas mayores de 55 años, un 1,61%, y entre las menores de 24 años, un 1,53%. En los demás intervalos el paro también aumenta este mes. En el saldo interanual, destaca el aumento del paro entre los 16 a 24 años (+29,37%), y entre los mayores de 54 años el aumento es más moderado (+6,56%). Para quienes no habían tenido su primera experiencia laboral, aumenta también un 1%.

También aumenta el paro en los tres Territorios. En Álava crecen 2,07%, con 449 personas desempleadas más que en diciembre, situándose en 22.176 personas. En Gipuzkoa aumenta un 1,57%, 542 desempleados más, situándose el paro en 34.975 personas. En Bizkaia crece en 499 personas, situándose en 73.579 personas, lo que supone un incremento de 0,68%.

En relación a la actividad, durante enero el paro aumentó en servicios (+2,33%) y en el sector primario (+1,47%), y disminuyó en construcción (-1,39%) y en industria (-3,74%). En relación a la situación del año pasado destaca el fuerte incremento del paro asociado a servicios (11,64%) e industria (+8,83%). En el sector primario aumenta un 6,13% y en construcción un 6,69%. Los que están esperando su primera experiencia laboral aumentan un 14%. A un nivel de desagregación mayor, las actividades que más destacan por la disminución del paro asociado en el último mes han sido educación (-483), actividades relacionadas con el empleo (-375) y metalurgia (-155). Por el contrario, el aumento más destacado se da en el comercio al por menor (+734). También aumenta el paro considerablemente en asistencia en establecimientos residenciales (+456) y en servicios de comidas y bebidas (+190),

Tiempo de paro y tipo de contratación

En cuanto al tiempo en el que las personas permanecen en situación de desempleo, en enero aumentó el paro de larga duración en 467 personas (+0,69%) y el de corta duración en 1.023 personas (+1,66%). En la referencia anual preocupa el aumento del colectivo de larga duración del 20,80%, mientas que el de corta duración aumenta un 2,24%. A medida que la crisis se va alargando la proporción de paro de larga duración es cada vez mayor, actualmente 67.983 parados, el 52%, son parados de larga duración.

Durante el mes de enero el número de contrataciones en la CAE ha sido de 59.318, de los que 5.273, un 8,89%, han sido de carácter indefinido, porcentaje cuatro décimas por debajo del de enero de 2020. La contratación disminuye un 5,15% en relación al mes anterior, y un 26,1% en relación a enero del año pasado. La tasa de contratos a tiempo parcial es del 37,08%, del 50,15% entre las mujeres y del 24,18% entre los hombres.

Durante este último mes han sido contratadas 43.089 personas, de las cuales el 49,44% han sido mujeres. El número de personas contratadas aumenta un 3,5% en relación a diciembre de 2020, pero es un 19,5% inferior en relación a enero de 2020, evidenciando la fuerte pérdida de vigor en el mercado laboral como consecuencia de las medidas de contención de la pandemia.

Afiliación a la Seguridad Social

En cuanto a la afiliación, y según los datos de la Seguridad Social, se situaba a cierre de enero en 950.884 personas, que son 8.248 menos que en diciembre de 2020 (-0,86%) y 19.087 menos (-1,97%) que hace un año. Este descenso se sitúa en los márgenes habituales en este mes.

Por Territorios, en Álava el descenso de afiliación es de 1.368 personas (-0,88%), en Gipuzkoa de 3.397 personas (-1,06%) y en Bizkaia 3.483 menos (-0,72%). La bajada en la afiliación es más acusada en este mes ha sido entre las mujeres (-1%, en 4.578 personas) que entre los hombres (-0,74%, que son 3.670 personas), aunque en el comportamiento interanual el descenso es mayor entre los hombres (-2,34%) que entre las mujeres (-1,57%).

RGI

En relación a las personas con derecho a la prestación de la Renta de Garantía de Ingresos, durante el mes de enero el número de titulares ha aumentado en 69 personas, un aumento del 0,1%. El número total de titulares se sitúa en 54.816, 2,473 más que en enero de 2020.

Del total de personas que cobran la RGI un 18,1% dispone de un trabajo precario, un 23,6% es pensionista, un 45% se encuentra parado y un 13,3% está excluido de intermediar en el mercado laboral. Las mujeres con un trabajo precario son casi la cuarta parte de las mujeres que cobran la RGI, un 21,1%; entre los hombres este porcentaje es del el 13,8%.