Elkarrekin Podemos –IU denuncia el incumplimiento del acuerdo presupuestario que el ejecutivo de Urkullu firmó con su formación

EUSKADI

A las puertas de que el Gobierno Vasco presente su propuesta de presupuestos para 2021, Elkarrekin Podemos –IU ha comparecido hoy para denunciar el incumplimiento del acuerdo presupuestario que el ejecutivo de Urkullu firmó con su formación en la pasada legislatura. La portavoz, Miren Gorrotxategi, ha explicado que ha día hoy “desconocemos el nivel de ejecución y gasto de las partidas pactadas en 2020”.

La formación morada registró el pasado 23 de octubre una petición de información al gobierno para saber la situación actual de la ejecución presupuestaría, por un lado, y, qué destino tenían previsto darse a aquellas partidas no ejecutadas, por el otro lado. “Sabemos que muchas partidas se han tenido que reasignar para hacer frente a la COVID 19, pero no sabemos cuáles ni a dónde han ido”, ha afirmado Gorrotxategi.

A escasos días de que venciese la solicitud de información, el Gobierno de Urkullu comunicó a Elkarrekin Podemos –IU que “precisaba de un tiempo adicional para la elaboración de la correspondiente respuesta”. Además, el acuerdo presupuestario de 2020 se comprometía crear una comisión de seguimiento “que nunca se ha puesto en marcha”, manifiesta Miren Gorrotxategi,

Antes esta situación, la portavoz de la coalición ha manifestado su preocupación de cara a la negociación presupuestaria de 2021, ya que “así no podemos afrontar desde un buen punto de partida la negociación de los presupuestos porque la actitud del PNV y PSE-EE con el acuerdo es de un absoluto ninguneo”. La portavoz también ha anunciado que de no recibir respuesta – la fecha de vencimiento es el próximo 11 de diciembre – presentarán un escrito de amparo a la mesa del Parlamento.

En cuanto a los presupuestos de 2021, aunque con cautela, Gorrotxategi ha anunciado que no dejan la puerta cerrada a la negociación, “eso sí siempre que debatamos sobre contenido”. Y ha expuesto lo que ha calificado como las “líneas rojas, verdes y moradas” de su formación.

La paralización de las licencias de exploración y explotación de gas – ya contemplado en el anterior acuerdo -, comenzando Subijana así como la reconversión de SESHA en una sociedad de renovables serán las líneas verdes de la formación. Abordar una reforma integral de la RGI que garantice el derecho a una vida digna y diseñar un sistema público de cuidados donde la centralidad la tengan las personas a través de una publificación del sistema residencial vasco y de un aumento de plazas de haurreskolak serán las líneas moradas. Y, finamente, una reforma fiscal donde paguen las que más tienen y bajen los tipos impositivos a las clases populares serán las líneas rojas.

“Somos conscientes de que son tiempos difíciles y por eso actuaremos con responsabilidad”, ha asegurado Miren Gorrotxategi, quien ha interpelado a que el “PSE-EE haga valer su carácter social y su posición en el gobierno para que la propuesta que nos traiga Azpiazu no sea neoliberal”