Errenteria, detenido tras agredir a una mujer para robarle el bolso

Agentes de la Ertzaintza detenían, en la noche de ayer en Errenteria, a un varón de 18 años acusado de un delito de robo con violencia. Presuntamente, el sospechoso derribaba a una mujer en la Plaza Fernández de Landa mediante una zancadilla y luego le propinaba un golpe en la cabeza que la dejaba aturdida, momento que aprovechaba para robarle el bolso. Una vez localizado por los agentes, el sospechoso huía por los tejados de varios bloques de viviendas en la calle Santa Clara, siendo finalmente detenido.

Sobre las once menos cuarto de la noche de ayer, la Ertzaintza era alertada de la presencia de una mujer tumbada cerca de unos contenedores, en la Plaza Fernández de Landa de Errenteria. Según uno de los comunicantes, la víctima había sido agredida por un varón, cuya descripción facilitaba, que tras la agresión había huido hacia la calle Viteri.

Al instante, varias patrullas de la Ertzaintza se dirigían al lugar, así como dotaciones de la Policía Local. Dado que la víctima ya estaba siendo atendida, varias patrullas de la Ertzaintza recorrían las cercanías del lugar en busca del presunto autor del robo.

Así, poco después una de estas patrullas detectaba la presencia de un varón, cuya descripción coincidía plenamente con la del supuesto agresor, entrando en un portal de la calle Santa Clara. Lo perseguían y conseguían averiguar que había subido hasta el sexto piso desde donde, como pudieron comprobar poco después, había pasado a una tejavana que daba acceso al tejado de un bloque adyacente, donde intentaba esconderse.

Ante esta situación, y ante lo inclinados de todos estos tejados y, por tanto, lo peligroso de provocar una persecución por los mismos, se daba aviso a los Bomberos para que se personaran con una escala, con el fin de intentar que el sospechoso descendiera sin riesgo.

Dado el sentido de la marcha que estaba tomando el presunto agresor, los agentes se auparon a una claraboya de un portal cercano, desde donde entablaron una conversación con el presunto delincuente, con el fin de que depusiese su actitud y evitara una desgracia. Así, poco después el sospechoso descendía del tejado y, ya en lugar seguro, era identificado como un varón de 18 años de edad y detenido bajo la acusación de un delito de robo con violencia.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad