Investigan otro trombo que ha dejado en coma a una mujer

EUSKADI

Una mujer vacunada con AstraZeneca en Álava se encuentra en coma inducido tras sufrir un trombo en la cabeza, en el primer caso de estas características detectado en Euskadi.

El Gobierno trabaja ya con la hipótesis de que las personas menores de 60 años que ya han recibido una primera dosis de AstraZeneca y que no recibirán la segunda tras suspenderse los pinchazos en este colectivo por su relación con los escasos y extraños casos de trombos notificados en Europa, puedan recibir en su lugar una dosis de Pfizer.

El Departamento de Salud ha confirmado este miércoles que el pasado fin de semana notificó una «sospecha de un acontecimiento adverso grave asociado a la vacunación con AstraZeneca» a la red de farmacovigilancia y que será la Agencia Española del Medicamento (Aemps) la que investigará el caso y esclarecerá el tipo la relación -causal o casual- entre el evento trombótico y la vacunación.

Salud no ha dado más detalles sobre la situación de esta persona, que es una mujer de 57 años, trabajadora del servicio de Ayuda a Domicilio de Álava, que tras recibir la primera dosis de la vacuna de AstraZeneca contra la covid sufrió un trombo en la cabeza y está ingresada en coma inducido en la UCI del Hospital Santiago de Vitoria.

Según EITB Media, esta mujer, que sufría patologías previas, sintió «malestar» y se desplomó una semana después de ser vacunada con el fármaco anglosueco.

Según ha informado fuentes del Departamento de Salud, todos los efectos secundarios relacionados con la vacunación contra la covid-19 son notificados a la red de farmacovigilancia, tal y como está establecido en el protocolo a seguir.

De este modo, la Unidad de Farmacovigilancia del Departamento de Salud ha notificado a la Agencia Española de Medicamentos y productos Sanitarios (AEMPS), así como a la Red de Farmacovigilancia en la que están el resto de comunidades autónomas, una sospecha de un acontecimiento adverso grave asociado a la vacunación con AstraZeneca.