Iturgaiz cree que PNV «se deja querer» por EH Bildu

EUSKADI

El presidente del Partido Popular del País Vasco, Carlos Iturgaiz, ha afirmado que el PNV ha metido "en un cajón" la propuesta de nuevo estatuto pero, como "se deja querer" por EH Bildu, "lo sacará cuando más les convenga". En su opinión ese documento lleva "directamente a la vía catalana del disparate, el dolor, la confrontación y el enfrentamiento".

Iturgaiz se ha expresado en estos términos en una intervención en el ‘Fórum Europa. Tribuna Euskadi’, organizado por Nueva Economía Fórum bajo el mecenazgo de la Fundación BBK, en la que ha defendido que «la gente no se levanta por la mañana pensando en un nuevo Estatuto vasco, sino que encara «los problemas reales», como pueden ser salir de los ERTE, conseguir trabajo o curarse tras contraer el coronavirus y no morir».

Desde su perspectiva, «el nuevo Estatuto que quieren los proetarras de EH Bildu» es «ir directamente a la vía catalana del disparate», ha sentenciado Iturgaiz, antes de incidir en que «eso es lo que no quiere para su tierra de ninguna manera». «Bastantes disparates, enfrentamientos, dolor y tragedia hemos tenido aquí , en esta tierra, donde ya hemos tenido muchas experiencias para saber dóde empiezan y terminan los planteamientos de algunos», ha recalcado.

A su juicio, ya se ha demostrado que «más competencias no significa mejor gestión», como se ha visto «durante tanto y tanto tiempo aquí, en la comunidad autónoma vasca, y sobre todo ahora con esta pandemia» en la que la gestión del Gobierno vasco ha sido «nefasta, caótica y desorganizada».

Iturgaiz ha recordado que él ya auguró en campaña que el PNV metería «en el cajón» el nuevo Estatuto «porque le incomoda», aunque está «pactado y hecho con EH Bildu» y por eso la izquierda abertzale «se lo está recordando» para sacarle «las vergüenzas».

El presidente de los populares vascos ha aludido, en ese sentido a «la reunión secreta» que mantuvieron el lehendakari, Iñigo Urkullu, y el líder de EH Bildu, Arnaldo Otegi, y ha dado por supuesto que fue para abordar este tema.

EUROCOPA

En este sentido ha enmarcado también lo que está ocurriendo en el tema de Bilbao como sede de la Eurocopa en el que, ha indicado, «también algunos están intentando dejar a Bilbao en fuera de juego».

En este punto ha remarcado que, en este asunto, el Gobierno Vasco también «está incómodo» con esta sede porque «Urkullu ya dijo que no era de España, que no sentía los colores de la selección y que no va a defender que España juegue en Bilbao», igual que la izquierda abertzale, desde la que «ya han empezado a hacer una campaña contra la presencia de la selección en Bilbao».

En su opinión, si tanto las instituciones deportivas como los Gobiernos vasco y español ceden a esta presión y la capital vizcaína no es definitivamente sede de la Eurocopa, esa decisión, «traerá perjuicio y daño economico para Bilbao y para sectores ya perjudicados por la pandemia como el turismo o la hostelería como para que se les vuelva a hacer más daño económico».

Iturgaiz ha pedido que se busquen fórmulas para «no dejar tirada a Bilbao como sede» porque esto «no es solo una mera cuestión deportiva sino también politica».

RODILLO PARLAMENTARIO

Respecto a su relación tanto con el Ejecutivo vasco como con el PNV, Iturgaiz ha afirmado que desde el PP vasco son conscientes de cuál es su papel como oposición y que, como saben quién gobierna», respeta «a quien gobierna».

Sin embargo ha matizado que, aunque desde que él preside el partido, siempre ha ofrecido la mano al gobierno de Urkullu tanto para salvar vidas como regenerar la industria, crear empleo o ayudar a sectores afectados por la pandemia, desde el Gobierno Vasco y los partidos que lo sustentan (PNV y PSE) «nos han aplicado mayoritariamente el rodillo».

Pese a ello, Iturgaiz se ha reafirmado en que van a seguir haciendo una oposición «constructiva» y con propuestas en positivo, no como «la de otros, que están a destrozar».