Iturgaiz: el PNV sigue en la «esquizofrenia de siempre» y pone «una vela a Dios y otra al diablo» con la Ley Celaá

EUSKADI

El presidente del Partido Popular vasco, Carlos Iturgaiz, ha considerado la nueva ley de Educación, conocida como ‘ley Celaá’, una «verdadera aberración» que «ataca» a la escuela concertada y a la educación especial» y ha acusado al PNV de seguir en la «esquizofrenia de siempre» y poner «una vela a dios y otra al diablo» porque dice que no la va a aplicar en Euskadi, pero, en cambio «vota a favor en Madrid».

Iturgaiz, acompañado de la presidenta del PP de Vizcaya, Raquel González, han firmado este martes contra la Ley Orgánica de Modificación de la LOE (LOMLOE), dentro de la campaña que inició el PP hace una semana.

«Una vez más, el PP esta en las calles, como lo hicimos con la ‘ley antiokupación’, par protestar por la ley Celaá, que, sin duda alguna, es una verdadera aberración porque está atacando la educación concertada, la educación especial y afectando al español, a nuestra lengua», ha denunciado.

Iturgaiz se ha referido a la postura del PNV, del Lehendakari, Iñigo Urkullu, y del Gobierno Vasco, para censurar que, «una vez más, el PNV pone una vela a Dios y otra al diablo», ya que «dice en Euskadi que no va a poner en marcha la ley Celaá porque no le gusta, y, en cambio vota a favor de la ley Celaá en Madrid».

El presidente de los populares vascos ha acusado al PNV de seguir «en la esquizofrenia de siempre». «No le gusta la Ley Celaá porque no la quiere poner en Euskadi, no le gusta el plan de vacunación de Sánchez, no le gustaba en la pandemia los planteamientos sanitarios que hacía Sánchez, pero apoya a Sánchez y apoya a Iglesias», ha criticado.

En ese sentido, ha afirmado que Urkullu y el PNV «son parte del entramado de ese frente popular que lo que quiere es que cuanto peor España mejor para los nacionalistas, mejor para los secesionistas, mejor para aquellos que quieren romper España».

Según ha advertido, Urkullu y el PNV «van a tener que dar explicaciones sobre su posición» ante la nueva Ley de Educación y, en ese sentido, ha avanzado que en el pleno del próximo viernes en el Parlamento los populares presentarán iniciativas sobre este asunto, al igual que plantearán mociones en todos los ayuntamientos donde el PP tiene representación con el objetivo de «se dé marcha atrás y no siga adelante la aberrante Ley Celaá».

«UNA ABERRACIÓN»

Iturgaiz ha defendido que la Ley Celaá es «una aberración» porque «claramente se quiere cargar todos esos vínculos que hasta ahora ha tenido la educación en nuestro país y que, sobre todo, lo que daba es libertad de elección a los padres para elegir la educación que querían para sus hijos».

En ese sentido, ha considerado «curioso» que la propia ministra de Educación, Isabel Celaá, «eligió libremente la educación que quería para sus hijos, y eligió una educación concertada en Bizkaia», pero «lo que ella ha elegido no lo quiere para el resto de vascos y de los españoles». «No quiere que se elija libremente, no quiere que los padres puedan elegir y decidir sobre el futuro de sus hijos», ha censurado.

Carlos Iturgaiz ha insistido en que «ese ataque a la libertad de elección, ese ataque a la libertad de elección de la concertada por parte de Celaá es una aberración» y, además, ha considerado «deleznable lo que se está haciendo con la educación especial, por lo que significa al educación especial».

Por ello, ha dicho, desde el PP vasco y de España han salido a la calle, van a llevar la Ley Celaá al Tribunal Constitucional y, «sin duda alguna, cuando gobierne el PP en España vamos a derogar esta ley».

«Celaá, con el pin parental en el mes de enero dijo que los hijos no son de los padres, son del estado, y con la ley Celaá pone en práctica lo que dijo con el pin parental, que los hijos son del Estado y no son de los padres, y que la elección la tiene que hacer el Estado y no los padres», ha reprochado a la ministra de Educación.

PNV

Por su parte, la presidenta del PP de Vizcaya, Raquel González, ha explicado que con la recogida de firmas en Bilbao arranca la campaña que llevarán a cabo por todo el territorio contra una Ley de Educación que «nos ataca a todos, especialmente en este territorio, que es el que más alumnos tiene en la concertada de toda España».

«Desde el PP de Vizcaya sacaremos las mesas a la calle para que todos los vascos que estén indignados con esta ley, que son muchos, puedan plasmar su firma, que vaya al Gobierno y que les escuchen», ha dicho, para asegurar que los populares explicarán «a todos aquellos que tienen sus dudas qué significa esta ley y qué puede pasar, a pesar de que el lehendakari diga que no lo va a aplicar».