Itxaso Atutxa afirma que Robles mintió sobre la UME y el vertedero de Zaldibar

EUSKADI

La presidenta del BBB del PNV, Itxaso Atutxa, ha afirmado este miércoles que espera que en Cataluña se forme un Govern que "traiga estabilidad", y ha destacado "el talante y la posición favorable al acuerdo y a la colaboración" de los candidatos a president del PSC y de ERC, Salvador Illa y Pere Aragonés, respectivemente, para recordar que "Illa no es Borrell, ni Aragonés es Torra o Puigdemont".

En una entrevista concedida a Bizkaia Irratia, la dirigente jeltzale ha reconocido que la campaña electoral ha sido «dura por momentos», y ha lamentado que «los vetos y las líneas rojas se pusieran demasiado pronto».

Así, ha indicado que, además del resultado logrado por las formaciones independentistas, «hay otra cosa importante, que es el que el candidato del PSC es otro», en referencia a Salvador Illa.

«Creo que Illa no es Borrell, y Aragonés, que quizá será el presidente, no es ni Torra ni Puigdemont. No quiero decir nada malo con eso, sino que ambos han mostrado el talante y la posición favorable al acuerdo y a la colaboración», ha reiterado.

En este sentido, ha destacado que lo que pide la situación es diálogo, sobre todo porque, en su opinión, «la estabilidad es necesaria, y seguramente una estabilidad transversal». Por ello, ha afirmado que la postura que ERC mantiene en el Congreso con el PSOE y el Gobierno «puede tener influencia».

«Quizá los partidos impulsores de la mesa de diálogo pueden poner más voluntad ahora en buscar un verdadero Govern estable, o que, si el PSC está en la oposición, sea con otra actitud», ha dicho.

Asimismo, ante los malos resultados cosechados por el PDeCAT, aliado histórico del PNV, Atutxa ha destacado que «se ha visto que en una separación nadie sale ganando».

La dirigente jeltzale ha asegurado que es «una gran pena» para el PNV que el PDeCAT se haya quedado sin representación en el Parlamento catalán, «porque históricamente ha hecho un gran esfuerzo para que en Cataluña hubiera otra opción de nacionalismo».

En todo caso, ha recordado que la formación aún mantiene cuatro diputados en el Congreso y «mucha fuerza» en los ayuntamientos, aunque ha reconocido que «va a ser duro para ellos reestructurar de nuevo el partido».

Por otro lado, Itxaso Atutxa ha afimado que sintió «enfado» cuando la ministra de Defensa, Margarita Robles, dijo que. «si hubiera ido la UME, quizá no habría un cadáver desde hace un año» en el vertedero de Zaldibar, «porque ella sabía bien que lo que estaba diciendo no era verdad».

«En su momento nos dijo que no tenían nada más que ofrecer, porque nosotros ya pusimos en marcha todos los recursos para realizar los trabajos que había que hacer. Dicho eso, no podemos entender a qué vinieron esas declaraciones», ha lamentado.

En este sentido, ha indicado que la ministra de Defensa quizá dijo esas palabras en el contexto de «una reivindicación ciega del Ejercito, y digo ciega porque tuvo que caer en la mentira para realizar esa defensa».