Nuevos enfrentamientos entre la Policía y los manifestantes en las protestas de Hong Kong


Los manifestantes y los policías han vuelto a protagonizar enfrentamientos este domingo en Hong Kong durante las protestas contra un controvertido proyecto de ley que permite las extradiciones a China continental.

La Policía ha usado gas pimienta y porras contra varios grupos de manifestantes que han tomado la carretera en Sha Tin, un distrito que se encuentra entre la principal expansión urbana alrededor del puerto y la frontera con China. Manifestantes enmascarados han respondido a los policías construyendo barricadas con cercas de metal y se han enfrentado a los agentes antidisturbios.

A esta nueva manifestación se han unido decenas de miles de personas, en la quinta semana consecutiva en la que Hong Kong es escenario de multitudinarias concentraciones.

Además, este domingo centenares de periodistas han salido a las calles de Hong Kong para protestar contra la actuación policial hacia los reporteros durante la ola de protestas que vive la ciudad.

Alrededor de 1.000 periodistas y simpatizantes han realizado una marcha silenciosa frente a la sede general de la Policía de Hong Kong bajo el lema “Detener la violencia policial y defender la libertad de prensa”.

La manifestación es una respuesta a lo que los trabajadores de los medios de comunicación consideran “abusos de poder” y “obstrucción y ataque contra los periodistas por agentes de la Policía” mientras cubrían las protestas contra el Gobierno en estas semanas.

Durante el último mes, las protestas se han vuelto cada vez más frecuentes en la antigua colonia británica desde que alrededor de un millón de personas salieron a las calles el 9 de junio en protesta por el polémico proyecto de extradición, que permitiría trasladar a individuos a la China continental para ser juzgados en los tribunales controlados por el Partido Comunista Chino.

En las protestas se vivieron momentos de máxima tensión cuando cientos de jóvenes manifestantes asaltaron y destrozaron el Parlamento de la ciudad, unos sucesos que dieron la vuelta al mundo y atrajeron la atención de la comunidad internacional.

El pasado 9 de julio, la jefa de Gobierno de la ciudad, Carrie Lam, declaró la «muerte» de la ley, pero esta declaración no ha conseguido calmar a los habitantes de la ex colonia británica,que siguen saliendo a las calles para exigir reformas democráticas y el fin de la erosión de las libertades en este territorio semiautónomo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Asociación Cultural EuroClub.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Ionos.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad