Pensionistas vascos piden la inclusión de las mascarillas en la tarjeta sanitaria

EUSKADI

El Movimiento de Pensionistas de Euskadi ha reclamado a los grupos del Parlamento Vasco que impulsen un 'pan de choque' interinstitucional de servicios sociosanitarios, que garantice una atención "de calidad, pública y universal" a los usuarios de estos servicios. Este colectivo ha demandado, asimismo, que se incluyan las mascarillas contra la covid-19 en la tarjeta sanitaria de Osakidetza.

Una delegación de las plataformas de pensionistas de Euskadi ha acudido este lunes al Parlamento Vasco para entregar a los grupos políticos un documento con sus principales reclamaciones en materia social, económica y sanitaria.

En el documento, los pensionistas piden que los Presupuestos vascos incluyan una partida para complementar las pensiones mínimas hasta al menos los 1.080 euros mensuales.

En el ámbito de los servicios sociosanitarios, piden que se ponga en marcha un ‘plan de choque’ interinstitucional, en el que participen el Gobierno Vasco, las diputaciones forales y los ayuntamientos, así como los propios usuarios y trabajadores de estos servicios.

El objetivo del plan, según se apunta en el documento elaborado por los pensionistas, debería ser garantizar una atención «de calidad, colectiva e individual, pública y universal» para los usuarios de los servicios sociosanitarios.

Además, los pensionistas consideran que ese plan debe contemplar la habilitación de personal «suficiente», así como garantías sobre el establecimiento de medidas preventivas para evitar contagios de coronavirus.

Otras de sus demandas en materia sociosanitaria son la aportación de más medios materiales, la formación del personal, la «adecuación» de espacios, la mejora y ampliación de la cartera de servicios, la reversión de los «recortes» que se han producido en el ámbito de la atención a la dependencia, y el impulso de una red pública «universal».

En materia de sanidad, el Movimiento de Pensionistas pide que las mascarillas se incluyan en la tarjeta sanitaria de Osakidetza. Además, reclama la devolución «de oficio» de las cantidades abonadas en concepto de copago farmacéutico. Otra de sus propuestas es que se deje sin efecto el copago de aquellos medicamentos «especialmente necesarios» para las personas mayores.

Los pensionistas plantean también cambios en materia fiscal. De esa forma, reclaman que se impulse una reforma del sistema tributario para avanzar hacia la «equidad» y para eliminar el fraude fiscal, los paraísos fiscales y la economía sumergida.

Por otra parte, solicitan que se complemente la pensión de viudedad hasta el 100% (en el caso de única percepción de ingresos) y que la cuantía mínima de esta prestación sea de 1.080 euros.

En materia de empleo, proponen que todos los trabajadores de la Administración y de empresas contratadas por instituciones públicas tengan un salario mínimo de 1.200 euros, y que esta retribución mínima se amplíe al resto de sectores.

Asimismo, se suman a las peticiones de otros colectivos sociales y sindicales para reclamar que la Renta de Garantía de Ingresos asegure la «suficiencia» de recursos a los perceptores de esta prestación.

Los pensionistas han denunciado que el recorte para complementar las pensiones a través de la RGI alcanzará este año los 304 euros mensuales respecto a la cuantía que alcanzaría si se aplicarán las condiciones de esta prestación recogidas en la ley original de 2008 que regula esta prestación.