PNV cree un «hito importante» recibir Prisiones

El PNV ha considerado un "hito muy importante" el traspaso a Euskadi de la gestión de Prisiones y EH Bildu cree que la transferencia "abre un espacio para realizar políticas propias diferenciadas". Por su parte, el PSE ha apostado por "huir del ruido y profundizar en el desarrollo estatutario, desde la confianza y el acuerdo", el PP ha rechazado que la visión "humanista" que se le quiere dar a esta competencia "se convierta en un trato de favor a presos de ETA" y a Elkarrekin Podemos-IU le satisface que "se profundice en el autogobierno".

En un debate en Radio Euskadi, los parlamentarios vascos han valorado el acuerdo alcanzado por los gobiernos vasco y central para que la gestión de las tres prisiones vascas, valorada en 70 millones de euros, pase a manos de Euskadi el próximo 1 de octubre. La transferencia se materializará en la comisión mixta que se celebrará el próximo 10 de mayo y, en base al pacto cerrado, también se traspasará a Euskadi el transporte por carretera, la gestión del código bibliográfico ISSN y el edificio Distrito Marítimo de Ondarroa.

La parlamentaria del PNV Maria Eugenia Arrizabalaga ha considerado un «hito muy importante» haber logrado una transferencia «pendiente desde hace más de 40 años» y ha recordado que «todavía quedan 25 transferencias pendientes del Estatuto de Gernika, más la gestión del Ingreso Mínimo Vital». «Ahora, habrá que diseñar cuál va a ser ese modelo penitenciario que tendrá una visión mucho más humanista y mucho más dirigida a la resocialización de todas las personas presas en las cárceles vascas», ha dicho.

Según considera, este modelo será diseñado «con mucho cuidado y, como ocurre siempre, atendiendo a todas aquellas aportaciones en positivo que pretendan hacer los diferentes partidos y agentes implicados». Arrizabalaga ha subrayado que para el PNV «siempre ha sido una prioridad garantizar el futuro político y económico de nuestro pueblo, y siempre hemos tenido claro que necesitamos profundizar en un modelo socioeconómico propio sin estar supeditados o sin depender de terceros».

Por ello, ha indicado que «a cuanto mayor autogobierno, mayor es el nivel de bienestar y de progreso que tendrá la ciudadanía vasca» y «seguimos peleando para conseguir colmatar el Estatuto, tal y como está establecido en el cronograma que hace un par de años se consensuó con el Gobierno de España». En ese sentido, espera que de aquí al 10 de mayo se siga trabajando en «otras materias y transferencias pendientes que también son importantes».

Tras señalar la necesidad de «trabajar el autogobierno más allá del cumplimiento del Estatuto», ha advertido de que «no solamente es que no se transfieran las competencias que corresponden al Estatuto de Gernika», sino que se está «limando nuestra capacidad de autogobierno».

HISTORIA «INTERMINABLE»

Por su parte, el parlamentario de EH Bildu Iker Casanova ha considerado que, por un lado, se trata de «un nuevo paquete de transferencias dentro de una historia interminable de desarrollo de un Estatuto que se aprobó hace 40 años».

En ese sentido, ha criticado que, en esta legislatura, a la hora de afrontar las transferencias «se estira el chicle para que con lo poco que queda, que podría estar materializado en unas semanas, cunda más y de la impresión de que se está avanzando en autogobierno cuando, en realidad, seguimos retrocediendo porque lo que no tenemos es el nuevo estatus acorde con las necesidades del pueblo vasco en el siglo XXI».

En el caso concreto de Prisiones, Casanova ha considerado que «abre el espacio a realizar unas políticas propias diferenciadas, y no como algunos siempre han tratado de focalizar en los presos relacionados con el conflicto vasco, sino en lo que se viene a llamar delincuencia común».

En su opinión, las prisiones del Estado se gestionan de una manera «absolutamente mejorable» y cabe un enfoque «mucho más acertado, mucho más humanista». Tras destacar que Euskadi tiene una tasa de criminalidad «muy baja», el parlamentario de EH Bildu ha dicho que un adecuado tratamiento de las políticas penitenciarias no solo redundaría en una mayor visión humanista, sino también en una mejor intervención preventiva sobre los ciclos de delincuencia». Por ello, cree que se trata de una competencia «particularmente interesante» porque tiene «un gran potencial para hacer las cosas mejor».

«COMPROMISO DE SÁNCHEZ»

Por otro lado, el parlamentario del PSE-EE Ekain Rico ha dicho que para su partido la transferencia es «una buena noticia» que «pone de manifiesto nuestro compromiso con el desarrollo del autogobierno», recogido en el acuerdo de gobierno del PNV y el PSE. Tras destacar que «también es un compromiso del Gobierno Sánchez», ha señalado que el hecho de que sea «un compromiso compartido por ambas instituciones y por las formaciones políticas que componemos ambos gobierno facilitan este tipo de acuerdos».

A su entender, este bloque de transferencias «pone de manifiesto el ejemplo de un trabajo cooperativo que se ha ido manifestando estableciendo un cronograma de transferencia y también desarrollando conjuntamente esa voluntad política de desarrollo de autogobierno».

Los socialistas, ha asegurado, se sienten «muy satisfechos de poder seguir trabajando en la profundización de nuestro autogobierno» y ha asegurado que siguen trabajado en otras materias que se recogen en ese cronograma. Por ello, ha apostado por «huir del ruido y profundizar en el desarrollo estatutario, desde la confianza y el acuerdo». En ese sentido, en relación al Ingreso Mínimo Vital, ha dicho que es necesario que el Congreso cierre primero el modelo concreto para luego hacer bien la transferencia y se «integre plenamente» en el sistema de RGI vasco.

Desde Elkarrekin Podemos-, David Soto ha dicho que a su formación, como integrante del Gobierno español, le satisface que «se profundice en el autogobierno» y que se desarrollen transferencias que «hubiese sido oportuno haberlas transferido mucho antes pero que, en cualquier caso, que lleguen ahora es una buena noticia». A su juicio, esto «no impide, incluso favorece, que llegado el momento se debata el nuevo estatuto y las modificaciones que, a la vista de la actualidad, requeriría introducir en ese nuevo modelo de Estatuto que requiere Euskadi a día de hoy».

En referencia a la competencia de Prisiones, Soto ha deseado conocer, en cuanto a la gestión, «cuál va a ser la perspectiva tanto en lo que tiene que ver con el modelo de ejecución de penas, de la sanidad dentro de las prisiones o respecto a las políticas sociales en lo que tiene que ver con las prisiones y quienes integran las mismas».

Por su parte, el parlamentario del PP+Cs Carmelo Barrio ha indicado que es «normal» que haya transferencias entre las comunidades autónomas y el Gobierno central y «ámbitos de negociación» porque «eso quiere decir que el Estatuto de Gernika es algo vivo, algo que funciona y que se va desarrollando». «Algunos quieren derogar el Estatuto de Gernika y vemos que sirve para desarrollar transferencias», ha añadido.

Barrio ha recordado que «buena parte de las cuestiones que afectan a la política penitenciaria ya están transferidas, como la sanidad penitenciara y ámbitos de la educación y servicios sociales» y «ahora quedan los edificios y el personal» en relación con esa transferencia. «Habrá que seguir gestionando conforme a la ley esa transferencia», ha subrayado, para rechazar que «la visión humanista se convierta en un trato de favor a presos de ETA», que «está ahí, como espada de Damocles».

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad