PNV denuncia nuevas pintadas en sus sedes de Elorrio y Ondarroa

EUSKADI

El BBB del PNV ha denunciado la aparición de nuevas pintadas y carteles en los batzokis de Elorrio y Ondarroa dentro de "la injustificable campaña de acoso, amenaza y coacción" que están sufriendo en las últimas semanas sus sedes. La formación ha pedido el cese "inmediato" de estos ataques y ha advertido de que, si no, "va a resultar muy difícil dar crédito a la pretendida actitud democrática" de la izquierda abertzale.

Según ha explicado la formación jeltzale, desconocidos han realizado durante esta pasada madrugada pintadas en las que se podía leer ‘PNV faxistak’ y ‘PNV lotu txakurrak’ (PNV fascistas y PNV ata a los perros) y han colocado carteles de grandes dimensiones en contra de la Ertzaintza en los batzokis de Elorrio y Ondarroa.

La Ejecutiva del PNV en Bizkaia ha denunciado que, «una vez más, todas estas actuaciones llevan la firma de Ernai, la agrupación juvenil de la izquierda abertzale».

El BBB ha exigido «el cese inmediato de este tipo de actuaciones organizadas y colectivas, que se encuadran en la injustificable campaña de acoso, amenaza y coacción que están sufriendo en las últimas semanas» los batzokis vizcaínos.

En concreto, durante la semana pasada los batzokis de Lemoa, Bedia, Bilbo Zaharra, Mungia y Sabin Etxea fueron «el objetivo de asaltos parecidos», ha recordado.

El PNV ha mostrado su «rechazo absoluto» a este tipo de conductas «totalmente fuera de tiempo y entendimiento», que ha calificado de «inaceptables y reprochables».

Según ha remarcado, «únicamente demuestran la debilidad política y la falta de cultura democrática de algunas personas que insisten en devolver a la sociedad vasca a tiempos pasados».

En este sentido, ha incidido en que «la gran mayoría de la juventud vasca es educada en valores democráticos», por lo que «estos grupos y acciones no representan los deseos y las mentalidades de esta juventud».

APUESTA POR LA CONVIVENCIA

Asimismo, ha señalado que estos actos evidencian también que, «incluso en la extraordinaria situación generada por la pandemia, hay quienes pretenden seguir utilizando mecanismos ya olvidados como el chantaje, la amenaza o la coacción».

«No han caído aún en la cuenta de que la ciudadanía vasca ha apostado por la convivencia y el respeto al diferente, y ha rechazado de plano cualquier actuación que alimente la crispación y el conflicto», ha criticado.

Por ello, ha instado a sus responsables a que «acaben con estos ataques organizados y colectivos que solo persiguen generar un clima de crispación y malestar». En caso contrario, ha subrayado, «a la inmensa mayoría de la sociedad le va a resultar muy difícil dar crédito a la pretendida actitud democrática que la izquierda abertzale está subrayando en la tan promocionada conmemoración del décimo aniversario de su fundación».