Qué es la aerotermia y cómo nos ayuda

AZKEN BERRIAK

Tener calefacción y agua caliente en casa con energía limpia

El precio de la luz sigue subiendo pero es que el de otras materias como el gas tampoco está en su mejor momento. Para muchos hogares está suponiendo una locura. Ante esto cada vez más familias buscan alternativas para ahorrar en la factura. Una de estas opciones para notar un ahorro significativo es la aerotermia, que además es una alternativa más limpia que otras porque minimiza las emisiones de CO2 al medio ambiente, y está ganando terreno y popularizándose.

En Aerotermia Ecoforest se ahorra desde el primer día porque una de sus bombas de calor permite reducir hasta el 80% del consumo de una casa (en función de su aprovechamiento) usando una fuente de energía renovable. ¿Cómo se consigue? Utilizando la energía térmica que nos da el aire de la calle, que es un recurso natural y gratuito, en más de un 70% y el resto usando electricidad y por ello se le considera una energía renovable.

Ese aire se puede convertir mediante un proceso termodinámico en aire acondicionado, en calefacción o por un proceso de cambio de estado, en agua caliente. La bomba de calor que logra este aprovechamiento se puede instalar en cualquier vivienda, ya sea un chalet o una comunidad de vecinos y sin importar el tamaño de la vivienda.

La aerotermia como esa energía verde de moda en las casas

La idea es sustituir las calderas antiguas que funcionan por combustión y también a las anticuadas calefacciones eléctricas porque con la aerotermia tenemos todo en una misma instalación de bomba de calor: agua caliente para la cocina y el baño y calefacción o aire acondicionado para toda la casa.

Sólo hay que valorar que el aparato hay que instalarlo en la fachada exterior, así que en el caso de convivir con vecinos habrá que tener en cuenta esto para ubicar el lugar de su instalación. Igualmente hay que hacer algunos cambios en el interior para adaptar el sistema. Eso sí, no genera humo ni combustión local y el mantenimiento es mínimo puesto que el sistema es sencillo y no se ensucia demasiado.

Ventajas de la aerotermia

La principal ventaja es el ahorro energético o más bien el ahorro en todos los sentidos. Porque a la larga el bolsillo lo nota porque baja la factura de consumo de gas y electricidad, así como lo nota el medio ambiente ya que se reduce el uso de otras energías más contaminantes.

Se calcula que por cada kWh de energía que se consume de electricidad con este sistema, se obtienen 4 kwh de energía térmica. Para que un producto verde tenga credibilidad ha de demostrarlo y las cifras de la aerotermia lo hacen. Es uno de los sistemas más eficientes de entre las alternativas que tenemos en la actualidad en el mercado.

El coste de la instalación varía mucho en función del tamaño de la vivienda (que influye en la potencia necesaria de la bomba de calor), el de la instalación hidráulica y en su caso la extensión del suelo radiante.

Por eso, lo mejor es dirigirse a una empresa del sector especializada que sepa indicarnos las características de la bomba de calor que necesitamos. Si bien es cierto que hay que realizar un desembolso inicial, la realidad es también que tiene una alta tasa de retorno de la inversión porque desde el comienzo el ahorro en la factura se nota y en pocos años (que irán en función de la inversión) se amortiza el coste de la instalación.

Lo que queda claro es que, en términos de factura, supone un ahorro importante con respecto a las calderas convencionales.