Reto: vender 1.000 tortillas antes del 6 de diciembre

«Queremos demostrar con vuestra ayuda que en Bilbao somos diferentes. Queremos conseguir que 1.000 tortillas salgan del Lar antes del 6 de diciembre, que es un mes después del cierre, y queremos seguir caminando a vuestro lado y por otro ayudar a la Asociación de Familiares de personas enfermas de Alzheimer»

El Restaurante Lar de Bilbao se ha propuesto como reto vender 1.000 tortillas de patata antes del 6 de diciembre y donará el 10% de la recaudación que consiga a la Asociación de Familiares de personas enfermas de Alzheimer (AFA Bizkaia).

El negocio, ubicado en la calle Amistad de la capital vizcaína y regentado por Miguel Justo y su esposa Laura Rubio, ha celebrado esta semana su 25 aniversario. Durante el anterior confinamiento, sus propietarios apostaron por «novedosos métodos de supervivencia» apelando a su «fiel clientela», tras no poder acogerse a créditos para paliar la ausencia de liquidez.

Ante la cercana posibilidad del cierre definitivo, ofertaron bonos de menús con pagos por adelantado y a disfrutar hasta varios meses después de la reapertura. Como respuesta acumularon 30.000 euros en muy poco tiempo, lo que les permitió afrontar el futuro «con más optimismo y alejar el fantasma de la clausura del restaurante».

Miguel Justo quiere, ahora, iniciar pequeñas acciones también solidarias para devolver gestos como el vivido en primera persona. Así, el reto que lanza ahora el empresario es la venta de 1.000 tortillas.

«Queremos demostrar con vuestra ayuda que en Bilbao somos diferentes. Queremos conseguir que 1.000 tortillas salgan del Lar antes del 6 de diciembre, que es un mes después del cierre, y queremos seguir caminando a vuestro lado y por otro ayudar a la Asociación de Familiares de personas enfermas de Alzheimer», ha explicado el empresario.

Sobre la elección del destinatario de su acción solidaria, Miguel Justo ha explicado que su sensibilidad «quizás sea mayor, más cercana», al estar afectada su madre por el Alzheimer en una fase importante de la enfermedad. Por esta razón, el 10% de lo recaudado con la venta de las tortillas se destinará a la institución vizcaína. «Es mi pequeña aportación para agradecer la impresionante labor que realizan», ha dicho

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad