Un especialista guipuzcoano en neurología asegura que durante la pandemia se han incrementado las conductas adictivas

El director del Programa de Terapias Avanzadas de Parkinson y Alzheimer de Policlínica Gipuzkoa, el neurólogo Gurutz Linazasoro, ha destacado que durante la pandemia «se han incrementado las conductas adictivas», fundamentalmente en personas «ya adictas a ciertas substancias, que se han asociado a problemas de relación porque». «No es lo mismo estar encerrado en casa que pasar el día en la calle», ha explicado.

En un comunicado, el neurólogo vasco ha advertido de que existe «un tipo de adicción especial, que cada vez se está labrando más protagonismo» como es la de las redes sociales y a las nuevas tecnologías.

Linazasoro, que ha sido premiado tres veces con el Premio Parkinson al mejor proyecto de investigación, junto con el premio al mejor trabajo de educación de la Sociedad Española de Neurología (2008) y el premio de investigación científica en Parkinson (2009), considera que la causa de las adicciones es «multifactorial». «Hay un factor genético, un factor biológico y factores sociales y culturales», ha añadido.

No obstante, ha subrayado que «el tener una cierta predisposición genética aumenta nuestra predisposición a cualquier tipo de adicción, porque incrementa la tendencia a la búsqueda del riesgo». Según describe el doctor son personas «con personalidades predefinidas a las que les gustan las conductas de búsqueda, de novedad, y esto hace más fácil caer en cualquier adicción».

Linazasoro ha incidido en que las drogas tienen «efectos agudos o crónicos» sobre la función cerebral y ha explicado que «en el alcohol el efecto agudo sería la borrachera», durante la que cambia el estado de ánimo, pero los efectos crónicos serían el daño que se produce en el cerebro y las neuronas, sobre todo en el área que tiene que ver con la memoria», lo que «puede traducirse en demencia».

«Lo mismo puede decirse de otras dogas psicoactivas como el cannabis, que está relacionado con episodios de psicosis en adolescentes o la cocaína con el ictus y algunas demencias», ha concluido el neurólogo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad