Un estudio del Gobierno Vasco confirma que un 25% de los vascos se muestran inseguros frente a la vacuna del covid

EUSKADI

La ciudadanía vasca valora muy positivamente la atención sanitaria que Osakidetza está dando a las personas enfermas de Covid-19, hasta alcanzar una media de 7,6 puntos. Son datos del sondeo realizado a finales del mes de enero por el Gabinete de Prospección Sociológica del Gobierno Vasco para conocer las percepciones y actitudes de la población de Euskadi sobre la pandemia.

El estudio constata el alto nivel de preocupación que muestra la población por la extensión del coronavirus, así como por las consecuencias que la crisis pueda tener en la economía familiar y en la de Euskadi. Así, el 45 % opina “que lo peor está aún por llegar”.

Sobre las medidas adoptadas para hacer frente a la pandemia, la percepción mayoritaria es que la población está reaccionando con civismo y solidaridad.

Además, el 40% de las personas encuestadas opina que deberían imponerse medidas más restrictivas, dada la evolución actual de la pandemia. La posibilidad de imponer un nuevo confinamiento domiciliario es apoyado por el 45% de la población, frente al 52% que se muestra contrario.

El trabajo arroja, además, el bajo nivel de percepción de riesgo al contagio que muestra gran parte de la población vasca. Así, un 71% considera que, teniendo en cuenta sus actividades, sus contactos personales y las medidas de prevención que adopta, es poco o nada probable que se contagie de coronavirus.

La gran mayoría se vacunaría

Según este estudio, la gran mayoría de la población vasca (75%) acudirá a vacunarse cuando se le ofrezca la posibilidad de hacerlo, frente al 19% que todavía se muestra insegura y el 5% que afirma que no lo hará.

Finalmente y sobre las expectativas de futuro, 2 de cada 3 personas preguntadas creen que hasta 2022, o incluso 2023, no se podrá volver a vivir en un escenario similar a antes de la pandemia.