VOX se moviliza en Bilbao contra la transferencia de prisiones

EUSKADI

“PNV y PSE, gobiernos español y vasco, consuman hoy su traición. Fijan el 1 de octubre para pasar la gestión de las cárceles al País Vasco, para satisfacción de ETA y sus presos. Traición a los asesinados, a sus familias, a las miles de víctima de la banda criminal”. Así comienza el manifiesto que Juan de Dios Dávila, presidente de VOX Guipúzcoa, ha leído en Bilbao ante el Archivo Histórico de Euskadi donde los gobiernos español y vasco han firmado la transferencia de la gestión de prisiones al País Vasco.

Juan de Dios, hermano de Fidel, militar asesinado por la organización criminal en 1993 junto a otros 6 compañeros, ha recordado que este es uno de los 379 crímenes de la banda terrorista aún sin resolver, al tiempo que ha criticado que ni el ejecutivo vasco ni el central exijan a los presos de ETA su colaboración con la justicia para el esclarecimiento de dichos crímenes para acceder a beneficios penitenciarios.

Esta víctima de la organización terrorista ha sido la encargada de poner voz a la movilización de una veintena de cargos y afiliados de VOX en el País Vasco, Cantabria y Navarra pocos minutos antes de que el ministro Izeta y el vicelehendakari Erkoreka firmaran la transferencia de prisiones al País Vasco, lo que el partido considera una magnífica noticia para ETA, sus presos y entorno, un insulto para las víctimas del terrorismo “a las que se niega la reparación a la que tienen derecho por el mucho daño que se les ha causado”.

Con consignas como “PNV traidor, PSOE cómplice”, “Prisiones en manos del Gobierno Vasco, NO” o “Etarras, cumplimiento íntegro de penas”, los manifestantes han querido denunciar las pretensiones confesas del Ejecutivo Urkullu de facilitar la resocialización de presos de ETA con la sola exigencia de firmar un documento tipo en el que manifiesten haber realizado una reflexión autocrítica de su pasado criminal.

A juicio de VOX, recientes declaraciones del consejero Erkoreka en las que ponía de manifiesto su intención de trabajar en un nuevo modelo penitenciario en el País Vasco, “demuestran que sus pretensiones van mucho más allá de la gestión de las cárceles y sus funcionarios, que pretenden hacer realidad ese plan en el que trabajan desde 2014, el plan Hitzeman, para la concesión de privilegios a terroristas sin exigencia alguna”, tal y como ha recordado el propio Juan de Dios.

La movilización ha concluido sin el más mínimo incidente minutos después de la llegada del ministro Izeta al Archivo Histórico de Euskadi,no sin antes haberle acusado de haberse vendido a ETA y de traicionar la memoria de las víctimas.