Ya hay más de 5.200 pisos vacíos en Bilbao: las causas apuntan a la inseguridad jurídica y desprotección

Las viviendas vacías se han incrementando durante la pandemia un 16% en Bilbao, de manera que han pasado de los alrededor de 4.500 pisos que había antes de la crisis sanitaria a superar este mes de enero los 5.200, según el sondeo realizado por la firma bilbaína Arrendamiento 10.

El estudio indica que los arrendadores señalan como principales causas para mantener sus viviendas vacías la «inseguridad jurídica» existente en la actualidad a la hora de ponerlas en alquiler y los cambios legislativos que «desprotegen a los propietarios».

También se cita, como motivos acentuados por la pandemia, la dificultad de encontrar inquilinos solventes y «la escasa rentabilidad que ofrece la vivienda de alquiler en pisos sin rehabilitar».

Desde la firma bilbaína destacan que, no obstante, la demanda para vivir de alquiler sigue al alza. «Un mayor mercado de alquiler va a favorecer a los precios y a los inquilinos», ha apuntado su gerente, Igor Godoy, que ha apelado a poner en marcha «medidas concretas para facilitar la salida al mercado de las viviendas vacías y, más concretamente, para ayudar a los propietarios, por medio de la fiscalidad, a rehabilitar las viviendas».

Según ha explicado, «el 90% de los propietarios de pisos en alquiler de Euskadi son pequeños propietarios, individuales, pensionistas, familias o autónomos que complementan sus sueldos o pensiones con el alquiler, nada tiene que ver con grandes propietarios».

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad